Gigantes de la ingeniería

Añadido el 13 de junio de 2008 a las 19:04 por PowerPuntos

Plataforma marina sobre un barco

  1. Titanes del mar. En el año 2004, el carguero semisumergible Blue Marvin transportó la mayor plataforma petrolífera del mundo desde Corea del Sur hasta su destino en el Golfo de México. Durante más de 15.000 kilómetros, el carguero fue capaz de transportar sin problemas una
    estructura de 60.000 toneladas de peso, una carga que batía todos los récords conocidos hasta el momento. Los cargueros semi-sumergibles son los únicos barcos del mundo capaces de transportar plataformas petrolíferas, bases de comunicaciones o gigantescos barcos destructores. Su particular diseño les permite soportar pesos superiores al de su propia estructura y cargas tan voluminosas que desafían las leyes de la lógica.
  2. Parque eólico en el mar. Construcción de un parque eólico en mar abierto. A unos 20 km de la costa de Dinamarca, se elevan las instalaciones de Horns Rev, el mayor parque eólico marino del mundo. Sus dimensiones lo convierten en una especie de mini-ciudad dentro del mar; cuenta con 80 torres que se elevan a 110 m de altura y generan un total de 160 MW de energía, por encima de la producción de los parques en tierra. Hoy día, pese a los avances técnicos, la colocación de estas gigantescas turbinas en mitad del mar sigue siendo un reto para los ingenieros. Éste es un resumen de cómo se levanta un parque eólico marino.
  3. Torres de alta tensión.
  4. Alucinaciones sobre el agua. Con casi un kilómetro de largo y 32 metros de ancho, el puente de Magdeburg (Alemania) es uno de esos lugares que uno tiene que mirar dos veces para convencerse de que existe de verdad. Un puente de agua que cruza el río Elba y que permite el tráfico de barcos entre dos de los mayores canales del país. Más de 500 millones de euros y seis años de trabajo han permitido esta imagen irreal. La Falkirk Wheel (en Escocia) resulta, si cabe, aún más asombrosa. Se trata de un «ascensor» para barcos que une dos canales separados por una altura de 24 metros. Los barcos entran en un compartimento inundado y son elevados por dos gigantescos brazos giratorios. Cuatro minutos después y tras completar un giro de 180º, el barco puede navegar por el nuevo canal.
  5. La autopista del Ártico. Situada en los remotos Territorios del Noroeste, la carretera entre Tibbitt y Contwoyto, en Canadá, está considerada como la ruta más peligrosa del mundo. Esta carretera, conocida como Denison’s road, se adentra en las regiones árticas y recorre más de 500 kilómetros hasta alcanzar las gigantescas minas de diamantes del norte. Su peligrosidad radica en el hecho de que el 85% de su recorrido transcurre sobre lagos helados, de modo que la capa de hielo puede romperse en cualquier momento y tragarse a los camiones que circulan por ella.

Aún no hay comentarios

¡Sé el primero!

Publicar un comentario