Categorías
Animales Humor Ingenio PowerPoints Putadas

La historia del oso limpio

Un oso cagando pregunta a un conejo
—¿A ti se te suele pegar la mierda a la piel?
—No…
El oso agarra al conejo y lo utiliza para limpiarse el trasero
—De puta madre…
Categorías
Humor Reflexiones Tecnología

Fases de la evolución de un proyecto industrial

Categorías
Humor Impactantes Ingenio Reflexiones Tecnología

Desempleado

Un desempleado solicita un empleo de desatascador de W.C. en Endesa.

El director de recursos humanos lo convoca para la entrevista. Luego le hace pasar una prueba (con una ventosa muy nueva).

Le dice:

Estás contratado, dame tu e-mail y te mandaré el formulario, con la fecha y la hora a las cual tendrás que presentarte para trabajar.

El hombre, desesperado, contesta que no tiene ordenador, y por lo tanto no tiene e-mail.

El Director le dice:

Si no tiene e-mail, eso significa que virtualmente no existe y, como no existe, no puede conseguir el empleo.

El hombre sale, desesperado, sin saber que hacer, con sólo 10 euros en el bolsillo. Decide entonces ir al supermercado y comprar una caja de 10 kg de fresas.

Se pone a vender las fresas de puerta en puerta, y en menos de dos horas, logra duplicar la inversión. Repite tres ves la operación y vuelve a casa con 60 euros.

Se da cuenta entonces que podría sobrevivir de esta manera. Sale de su casa más temprano cada día y vuelve más tarde y así triplica o cuadruplica su dinero diariamente.

Poco tiempo después, se compra un carrito, luego lo cambia por un camión y tiempo después, se encuentra con una pequeña flota de reparto.

Pasan cinco años…

El hombre es propietario ahora de uno de las más grandes redes de distribución de fresas de Europa.

Piensa entonces en el futuro de su familia, y decide hacerse un seguro de vida. Llama a un asegurador, escoge un plan de seguro y cuando termina, el asegurador le pide su e-mail para enviarle una propuesta.

El hombre, entonces le dice: —No tengo e-mail.
—Qué raro —le dice el asegurador—, no tiene e-mail y logra construir este imperio. Imagínese donde estaría si tuviera un e-mail.

El hombre reflexiona y contesta:

Sería desatascador de W.C. en Endesa.


Moraleja 1 de la historia:

Internet no soluciona tu vida.

Moraleja 2 de la historia:

Si no tienes un e-mail pero trabajas mucho puedes llegar a ser millonari@.

Moraleja 3 de la historia:

Has recibido este mensaje por e-mail, por lo tanto, estás más cerca de ser desatascador de W.C. que millonario.


Sin embargo, te deseo un día estupendo…

PD: No contestes a este mail… ¡He salido a vender fresas!

Categorías
Curiosidades Impactantes Ingenio PowerPoints Tecnología

Pirateo de tarjetas en un cajero automático

Las ilustraciones a continuación muestran cómo el crimen organizado está captando la información de las tarjetas de débito/crédito y los números de identificación personal (PIN).

El crimen organizado usa esta información para crear una tarjeta nueva con la información del propietario, y con el PIN puede obtener acceso a las cuentas y vaciarlas.¿Hay una ranura adicional?
Ranura FALSA pegada a la ranura original (del mismo color y con la misma calcomanía). Contiene un lector de tarjeta adicional para copiar la información de tu tarjeta... y duplicar tu tarjeta.

Categorías
Animales Humor Impactantes Macabros Putadas Reflexiones Sexo

La venganza

Un día, Manolo fue a cazar osos. Al encontrarse con un pequeño oso de color marrón, le disparó.

Entonces, sintió un golpecito sobre su hombro y, al darse la vuelta, vio un gran oso negro que le dijo:

Tienes dos opciones: o te doy zarpazos hasta la muerte o dejas que copule contigo.

Manolo decidió agacharse.

Aunque se sintió dolorido dos semanas, rápidamente se recuperó; juró venganza e inició otro viaje para encontrar al oso negro.

Cuando por fin lo encontró, le disparó.

Entonces, sintió de nuevo otro golpecito en el hombro. Esta vez era un enorme oso gris, más grande aún que el oso negro, que le habló y le dijo:

Lo que has hecho te va a doler, pero tienes dos opciones: o te doy zarpazos hasta la muerte o dejas que copule contigo.

Nuevamente, Manolo se agachó.

Pasaron muchos meses hasta que Manolo logró recuperarse del todo. Ultrajado, se dirigió de nuevo al bosque con una sola meta: ¡venganza!

Cuando logró encontrar al oso gris, apuntó, disparó y…

…de nuevo sintió un golpecito en el hombro.

Cuando Manolo se giró, vio a un gigantesco oso polar que, mirándolo fijamente, le dijo:

Admítelo, Manolo. Tú no vienes a cazar.

Moraleja:

Los vengativos se vuelven maricones.