Categorías
Comida Feministas Humor Ingenio Machistas Putadas Sexo

Chistes cortos

En un bar:

– Una botella de agua, por favor…
– ¡Lanjarón, que agranda y endurece el corazón!
– ¡No! ¡La prefiero Bezoya!


– Telepizza, ¿qué desea?
– Magdalenas… ¡no te jode!


– ¡Oye! ¿Cuál es tu nombre de pila?
– ¡Energizer!


Van dos turistas por la carretera y se paran a preguntarle a un hombre mayor…

– Por favor, ¿la salida del pueblo?
– ¡Aquella gorda con gafas!


– ¡Oye papá! ¿Qué es el eco?
– ¡El único que tiene cojones de contestarle a tu madre!


Entra un ciego a una cocina y tocando un rallador dice…

– Pero ¿quién ha escrito esta gilipollez?


– Oiga… ¿usted folla?
– Bueno mire… no confunda…
– No, no… si me da igual con funda que sin funda, ¡que si usted folla!


Entra un tipo en una pizzería, acompañado por dos señoritas, y dice…

– Deme dos pizzas.
– ¿Familiares?
– No, son putas, pero ¡tienen hambre!


Dos amigos:

– Joder, imagínate qué polvo le pegué anoche a mi mujer, que el cristo de encima de la cama se puso a dar palmas…
– Eso no es nada, a nosotros, el otro día, ¡los apóstoles del cuadro de la última cena que tenemos nos empezaron a hacer la ola!


Una pareja, haciendo el 69, y de repente dice el chico…

– ¡Anda! ¡El arzobispo de Toledo se ha muerto!
– ¡Joder, Pepe! ¿A qué viene ahora esa chorrada?
– Tú y tu puta manía de limpiarte el culo con el periódico…


Los judíos, a punto de lapidar a María Magdalena…

– ¡Alto! Quien esté libre de pecado, que coja y tire la primera piedra.

De repente, sale una mujer de entre la gente y ¡ZAS! Pedrada en toda la frente.

– ¡Mierda, mamá! ¡Siempre jodiéndome los sermones!


Una encuesta:

– Oiga, usted ¿qué opina de la postura Serbo-Bosnia?
– No sé… ¡A mí, lo que me gusta es que me la chupen!


Dos amigas:

– Mi marido es impotente al 100%.
– Eso no es nada, el mío lo es al 200%.
– Pero… ¡eso es imposible! ¿Cómo puede ser?
– Joder, ¡pues se ha mordido la lengua esta mañana!


Jesucristo, en la última cena:

– Pedro, tú me negarás. Judas, tú me venderás. Mateo, tú me meterás los dedos en mis heridas…

En esto, se levanta Juan y Jesús le pregunta:

– Juan, ¿a dónde vas?
– A cenar en la barra, ¡que con tanta gentuza, no ceno en esta mesa!


¿Cuáles son las mentiras más comunes que un hombre le dice a su mujer?

  1. Siempre te voy a querer.
  2. Nunca te seré infiel.
  3. Chupa, chupa… que yo te aviso.

Señor con tía buena en restaurante de lujo:

– ¿Qué tomarán los señores?
– A mí, me pone una langosta Thermidor y un cava Juvé & Camps reserva de familia.
– ¡Excelente decisión! ¿Y a su señora?
– Póngale un fax y diga que me lo estoy pasando de puta madre…


Pareja en la cama a las cuatro de la madrugada, relajados después de dos polvos de órdago:

– María, ¿quieres que te de por culo?

María, que se para, se lo piensa y finalmente dice:

– Bueno, ya que estamos puestos, ¡venga!
– Pues levántate y hazme una tortilla de patatas, que después de tanto polvo tengo hambre.


Dos hombres charlando en un tren:

– Y ¿qué tal la familia? ¿Son ustedes muchos?
– Normal, dos hermanos más y mis padres. ¿Y usted?…
– ¡¡¡37 hermanos!!!
– Pues ¡tendrá a su madre en un pedestal!
– Figúrese, ¡cada vez que la bajamos mi padre se la folla!


Farmacia:

– ¿Qué desea, señora?
– Quería algo para que mi marido se ponga como un toro.
– Pues vaya bajándose las bragas y empecemos por los cuernos…


Marido que llega a casa y encuentra a su mujer follando con otro hombre:

– Pero… ¿qué haces?…
– ¿Lo ves? ¿No te dije que era tonto de remate?


Holmes y Watson se van de acampada y Holmes se despierta a las cuatro de la noche…

– Watson, mira al cielo y dime qué ves.
– ¡Veo millones de estrellas!
– Y eso ¿qué te dice?

Tras pensar un instante, Watson respondió:

– Astronómicamente, me dice que hay millones de galaxias y potencialmente billones de planetas. Cronológicamente, deduzco que son las cuatro y diez. Teológicamente, puedo ver que dios es todopoderoso y que somos pequeños e insignificantes. Meteorológicamente, me dice que mañana tendremos un buen día. Por cierto, a usted ¿qué le dice, amigo mío?

Tras un corto silencio, Holmes contestó:

– Que eres gilipollas, Watson. ¡Nos han robado la tienda de campaña!

Por PowerPuntos

Tu web de powerpoints

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.